Descubre cómo reconocer el mejor negocio para ti

el mejor negocio

Reconocer el mejor negocio para uno mismo no siempre es fácil. Se ponen muchas cosas en juego a la hora de buscar ese emprendimiento por el que vamos a dejarlo todo. Sobre todo, esperamos que cumpla nuestras expectativas.

¿Cómo saber, antes de empezar, si va a ser el adecuado? En realidad, no hay una fórmula secreta. Pero hay algunas claves que te permitirán evaluar un posible negocio con más claridad.

Así es que, si todavía no sabes reconocer el mejor negocio para ti, deberías tener en cuenta estas cuestiones.

Debe gustarte

Esta es la primera y fundamental regla para saber que un negocio es para ti. Que te guste, que te motive. Que el sólo pensar en tu negocio montado te haga sonreir.

Piénsalo así: ¿Vale la pena todo el esfuerzo de emprender por algo que no te gusta? En realidad, no mucho.

La idea de tener un negocio propio es poder disfrutar del trabajo todos los días. Además, está demostrado que hay un 90% más de posibilidades de que un negocio funcione si te gusta. Es que los altibajos emocionales del emprendedor son tantos, que se superan mucho mejor si te apasiona lo que haces.

Por eso, antes de elegir el mejor negocio para ti, piensa en aquellas cosas que te gustaría estar haciendo el día de mañana.

Debes nutrirte de habilidades que ya tienes

La mejor manera de montar un negocio es a partir de habilidades o conocimientos que ya tienes. Si trabajas hace años en el rubro de la construcción y ahora quieres montar tu propio negocio, por ejemplo, tiene sentido que elijas un emprendimiento en ese rubro.

Lo mismo si tienes una licenciatura en algún área, o si toda la vida te gustó leer sobre cierto tema. Aquello que conoces y para lo que eres bueno será tu mejor área de desarrollo.

Antes de elegir tu negocio, haz un pequeño trabajo de introspección y piensa: ¿Cuáles son mis habilidades y fortalezas? Allí puede estar el negocio para ti.

Busca un negocio con el que tengas cierta familiaridad

En relación a lo anterior, el mejor negocio para ti es, posiblemente, aquel con el que tienes cierta familiaridad. No se trata solo de tus habilidades en cierto tema, sino en el conocimiento de cómo desarrollar el negocio.

Hay ciertas cosas sobre manejar un negocio que sería mejor que sepas antes de comenzar tu proyecto. Eso te allanará el camino y aumentará tus posibilidades de éxito.

Claro que, si no tienes familiaridad ni experiencia en negocios, siempre hay opciones. Por ejemplo, elegir empresas donde el conocimiento necesario es parte del paquete que compras.

 el mejor negocio

[Si te interesa saber más sobre montar un negocio adquiriendo los conocimientos previos como parte del paquete, deberías conocer Rustikas. Te permite tener tu negocio funcionando en pocas semanas y recuperar el capital inicial en 4 meses]

Tiene que adecuarse al estilo de vida que deseas tener

Ponte a pensar en los motivos que te llevan a querer emprender. Tal vez sea porque deseas tener tu propia casa, y sientes que nunca vas a lograrlo con un sueldo de empleado. Quizá es porque quieres desarrollar tus talentos. O quizá porque te interesa poder manejar tus horarios y tu vida a tu gusto.

Como esos, hay miles de motivos más, y cada uno es más personal que el anterior. Pero todos tienen algo en común: implican un cambio de estilo de vida. Es decir, que si quieres tener tu negocio, es porque hay algo que no está funcionando en tu vida y que quieres cambiar. O hay algo que deseas mejorar.

Sea como fuere, antes de emprender debes tener muy en claro a qué estilo de vida apuntas. Hay negocios que son perfectos para trabajar en cualquier horario, pero que quizá no te permitirán comprarte una casa de la noche a la mañana. Como hay otros que pueden darte mucho dinero, pero tendrás que dedicarle 24 hs. al día.

Cada negocio tiene sus ventajas y sus desventajas. Todo depende de cuál sea tu objetivo y qué clase de vida deseas tener.

Dejar respuesta